Andrea Alonso es sumiller profesional, “Nariz de Oro 2010” y compradora de vinos para Makro España y METRO GROUP. También es jurado en el Concours Mondial de Bruxelles desde el 2011. Nos habla de su experiencia en el concurso y cómo los consumidores suelen comprar sus vinos.

En comparación con otros concursos internacionales en los que participas como jurado, ¿qué hace que el Concours Mondial de Bruxelles sea diferente?

Lo más atractivo del CMB es la organización y profesionalidad con que se realiza, por otro lado al ser un concurso itinerante, nos da la oportunidad de conocer otras regiones vinícolas. Es también una ocasión ideal de contactar y dialogar con profesionales de otras partes del mundo acerca de lo que acontece en el mundo del vino, tendencias, mercados, oportunidades, etc.


¿Qué hace que un vino gane una medalla?

Para que un vino sea galardonado, lógicamente tiene que satisfacer en su conjunto a todos los catadores del panel y cuanta más calidad, armonía, equilibrio tenga, mejor galardón obtendrá.


¿Buscan los consumidores las medallas en las botellas? ¿Es un distintivo que marca la diferencia?

Desde luego que las medallas ayudan a la venta de los vinos, es una especia de “Garantía” y de “Guía” para el consumidor, el saber que ese vino fue valorado a ciegas por un panel profesional de catadores. Sin dudas es un plus para las bodegas y para los consumidores.


Según tu experiencia, ¿qué impacto tiene la medalla del Concours Mondial de Bruxelles en las ventas?
 

Por mi experiencia en MAKRO, cuando hemos sido galardonados con alguna medalla en algunos de nuestros vinos de Marca Propia, y desde que poníamos en conocimiento del galardón a nuestros clientes, las ventas podían incrementarse desde un 20% hasta un 30%. Estoy convencida que es un valor añadido para las marcas.


¿Qué tendencias percibes actualmente en el mercado del vino?

Las tendencias de consumo van cambiando, hay una fuerte demanda de vinos Ecológicos y Orgánicos, el consumidor está tomando conciencia de la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, la salud y el consumo moderado.


¿Qué tipo de vinos buscan los consumidores españoles?

En general el consumidor busca vinos que le sorprendan, que sean fáciles de beber, que les hagan vivir una experiencia y que se ajusten a sus bolsillos.


¿Por qué los productores deberían enviar sus vinos al Concours Mondial de Bruxelles?

Es una realidad que muchas bodegas no se quieren exponer a una valoración de un jurado experto, por el simple miedo de que no sepan interpretar su vino, pero creo que es un gran error, ya que si un vino está muy bien elaborado y cubre las necesidades de los paladares de los consumidores que demandan ese tipo de vinos, un jurado experto le pondrá muy buena nota, de lo contrario la bodega tiene un problema debido a que tiene que emplear muchos esfuerzos en argumentar la calidad del mismo. A veces menos, es más, con esto quiero decir que los vinos deben hablar por sí solos.