En 2020, por primera vez en su historia, el Concours Mondial de Bruxelles presentó el trofeo Sylvain al mejor vino con crianza en madera. Este nuevo premio se otorgó a la añada 2008 del vino Don Jacobo Gran Reserva de Bodegas Corral en la Rioja.

Situado en el famoso camino de Santiago, las imponentes Bodegas Corral no se pueden ignorar, pero la dimensión familiar sigue siendo esencial para Carlos Rubio, director de la bodega. “Nuestra bodega familiar ha estado produciendo vinos desde 1898. Estamos situados en el famoso camino del peregrinaje en el corazón de la Rioja, por donde pasan 250.000 visitantes cada año, muchos de los cuales se detienen para disfrutar de una agradable copa de Rioja. Recientemente, la bodega apostó por la agricultura biológica. “Hoy en día, nos centramos en la producción de vinos sostenibles y biológicos, ya que creemos que nuestras variedades de uvas autóctonas están bien adaptadas a los rigores del cambio climático. Estamos orgullosos de ser miembros de las Bodegas para la Protección del Clima (Wineries for Climate Protection).”

“We consider the Sylvain Trophy to be a significant international acknowledgment of our expertise in using oak sparingly to maximise the enjoyment of drinking a top red wine”

Un delicado toque de madera

La bodega del norte de la península recibió este año el Trofeo Sylvain al mejor vino con crianza en madera: “Es un verdadero honor. Vemos el Trofeo Sylvain como un importante reconocimiento internacional de nuestra experiencia en el uso delicado del roble para maximizar el placer de beber un gran vino tinto. ”En efecto, el uso de la madera en la elaboración de un gran vino tinto requiere una gran destreza. “Es cierto que armonizar la acidez y aportar taninos estimulantes es lo primero en lo que pensamos. ¡Para nosotros, el toque de madera es esencial para la existencia e identidad de la Rioja! Para Bodegas Corral, el uso del roble para nuestros vinos tradicionales es realmente la mejor manera de permitir que los vinos muestren su carácter audaz y duradero. El roble añade un atractivo toque de vainilla y especias que, con el tiempo, le da al vino una complejidad cautivadora.”

Un vino de gran tipicidad

Las variedades utilizadas para elaborar el Gran Reserva 2008 tienen, en su mayoría, más de 50 años. La variedad principal es el tempranillo, cultivado principalmente en vaso y cosechada a mano en octubre. Esta variedad se considera autóctona de La Rioja y es la variedad más característica de esta Denominación de Origen. Los suelos son arcillosos-ferrosos y la altitud media es de 400 metros. Como en toda la región, el clima predominante es continental y mediterráneo. El vino se cría durante 36 meses en barricas de roble. “La influencia del roble sigue estando muy presente, lo que da al vino una excelente estructura y capas de taninos que se mezclan perfectamente con el carácter frutal subyacente. ”El Gran Reserva 2008 ofrece al ojo un color rojo medio y granate. En la nariz, este vino se abre con aromas de tostados, café, especias como el clavo, fruta madura y pimienta negra. En el paladar, los taninos son extremadamente sedosos, la acidez baja, con notas de pasas y cacao, terminando en un final muy largo. ¡Un gran vino! Este vino merece un servicio impecable, a una temperatura entre 16 y 18º C. Es el compañero ideal para una buena carne roja.

Sobre la Tonnellerie Sylvain

La Tonnellerie Sylvain, con sede cerca de Saint-Emilion, es la historia de tres generaciones de la misma familia. Desde la creación del primer taller por Gérard Sylvain en 1957, los equipos han ido elaborando barricas personalizadas que se adaptan perfectamente a las exigencias de los bodegueros. Con el fin de proporcionar barricas de calidad constante año tras año, se controla toda la cadena, desde la fina selección de roble francés, pasando por el ensamblaje adaptado a cada una de ellas, hasta los procesos de fabricación y la trazabilidad instaurados por la empresa. Combinando los gestos tradicionales con la innovación, las barricas de la Tonnellerie Sylvain se encuentran en muchas bodegas de gran renombre. La empresa familiar, dirigida ahora por Jean-Luc Sylvain y sus hijos Claire y Rémi, ha logrado conquistar el mercado de la exportación, que representa dos tercios de su producción.

Más información : www.tonnellerie-sylvain.fr