La ciudad suiza de Aigle se convertirá en 2019 en la capital mundial del vino. El Concours Mondial de Bruxelles, un certamen itinerante, celebrará allí su próxima edición. La decisión se anunció el último día del concurso de 2018, cuando Dai Binbin, jefe del distrito de Haidian en Pekín, China, entregó solemnemente la copa de vino del Concurso Mundial a Frédéric Borloz, alcalde de Aigle, Suiza.

“Después de Pekín, el Concours Mondial de Bruxelles vuelve a su origen europeo eligiendo Suiza, donde la vid se cultiva desde la época del Imperio Romano. El país es el quinto del mundo por consumo de vino per cápita[1]“, comentó Baudouin Havaux, presidente del Concours Mondial de Bruxelles. “Los vinos suizos están en el palmarés de los diez países más premiados del Concours Mondial”, añadió.

“La organización de un concurso de tal magnitud abre una multitud de puertas y proporciona una visibilidad inestimable en todo el mundo. Aigle estará orgullosa de acoger el Concurso Mundial de Bruselas y de compartir la pasión de hacer vino con profesionales de todo el mundo”, comentó el alcalde de Aigle Frédéric Borloz. El próximo año será excepcional para la industria vitivinícola suiza, ya que el país acogerá también la Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) y la Fiesta de los Viticultores (Fête des Vignerons) en Vevey, celebrándose cada cuarto de siglo desde 1797. Aunque Suiza no se encuentra entre los diez primeros países productores de vino a nivel mundial, en términos de consumo supera a países como Chile, Grecia y Austria.

Los organizadores creen que Aigle está magníficamente situado en el límite del valle del Ródano, rodeado de las imponentes montañas de los Alpes suizos. Cerca de Aigle, el lago Leman y el viñedo “Lavaux” – Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO – son uno de los paisajes más bellos de Suiza. El Vaud tiene 8 denominaciones (Appellations d’origine contrôlée). Produce una cuarta parte de todos los vinos suizos, incluidas las tres variedades de uva más cultivadas del país: Pinot Noir, Chasselas (autóctona) y Gamay. Después de Vaud se sitúa Valais, la mayor región vitivinícola de Suiza. Actualmente, hay más de 1.800 productores de vino en Suiza y más de 240 variedades. Los catadores y periodistas del Concours Mondial visitarán diferentes regiones vinícolas suizas, incluyendo por supuesto Vaud y Valais.

Las inscripciones de vinos suizos en el Concours Mondial han aumentado en los últimos 3 años. En 2017, el país ganó 42 medallas, incluyendo 3 de Gran Oro. La mayoría de los vinos premiados proceden de las regiones de Valais y de Vaud. Suiza participó por primera vez en el Concours Mondial en 2006. Desde entonces, se sitúa entre los diez primeros países por número de vinos inscritos.

El Concours Mondial 2019 se celebrará del 2 al 5 de mayo de 2019.

Las sesiones de cata tendrán lugar en el Centro Ciclista Mundial, un centro de entrenamiento que acoge cada año a más de 150 atletas de países en desarrollo de todo el mundo. Con este motivo, los socios suizos del Concours ofrecieron al jurado internacional de Pekín una selección especial de vinos y quesos de diversas regiones de Suiza. Los músicos tradicionales viajaron a China con sus trompas de los Alpes (instrumento tradicional suizo) para presentar un espectáculo “en vivo” y manifestar el orgullo de Suiza por recibir al Concours Mondial en 2019.

El Concours Mondial 2019 se organizará con el apoyo de la ciudad de Aigle y Swiss Wine Promotion.

[1]http://www.oiv.int/public/medias/5953/fr-ppt-conf-rence-de-presse-oiv-avril-2018.pdf