Sesión Vinos Rosados

Del 08 al 10 de marzo 2023

Montpellier, Pays d’Oc

La cuna de los vinos varietales

Desde hace 30 años, los viticultores de Pays d'Oc contribuyen al éxito de los vinos varietales y a la reputación de esta Indicación Geográfica Protegida. Su paleta creativa se expresa a través de 58 variedades de uva y un territorio de 120.000 hectáreas de viñedos entre el mar y la montaña, abierto a las múltiples influencias de un clima mediterráneo-templado. Hoy en día, el 30% de la producción vinícola del Pays d'Oc se dedica al rosado. Esto lo convierte en una de las regiones productoras de vino más importantes del mundo. La Sesión de Vinos Rosados del Concours Mondial de Bruxelles se celebrará en Montpellier del 8 al 10 de marzo de 2023. 

Entre la Camarga y los Pirineos, los soleados caminos del vino que hace 26 siglos recorrieron griegos y romanos son hoy en día el territorio de 13.000 viticultores repartidos en cuatro departamentos (Hérault, Aude, Gard, Pirineos Orientales) y seis municipios de la Lozère. Desde el 1 de agosto de 2009, los vinos del Pays d'Oc cuentan con un distintivo oficial de calidad: la Indicación Geográfica Protegida (IGP). Garantiza al 100% el origen de los vinos producidos bajo esta enseña. Para los viticultores del Pays d'Oc, este reconocimiento es la culminación de treinta años de trabajo en la zona de producción del Pays d'Oc; el sello incluye en su pliego de condiciones el concepto innovador de vinos varietales. Es la base de la identidad del Pays d'Oc. Todos los vinos de la IGP Pays d'Oc son sometidos a catas y certificaciones.

La variedad como esencia de la IGP

El 92% de la oferta de la IGP Pays d'Oc se destina a vinos monovarietales, es decir, elaborados al 100% con la misma variedad de uva. De hecho, la variedad de uva del vino corresponde al ADN de la IGP, que cuenta con 58 variedades autorizadas en su pliego de condiciones. Dispone de una amplia gama entre las que se encuentran las "estrellas" mundialmente difundidas: Merlot, Cabernet-Sauvignon, Chardonnay, Sauvignon y Viognier, así como variedades menos habituales con acento mediterráneo: Garnacha, Rolle (vermentino), Syrah y Cariñena... Esta diversidad de variedades permite infinitas expresiones aromáticas. El volumen de producción de la IGP Pays d'Oc es constante. Cada cosecha representa unos 6 millones de hectolitros en los tres colores. Los vinos tintos predominan con un 45% de la producción, seguidos de los rosados con un 30% y los blancos con un 25%.

26 siglos de tradición vinícola

En el Pays d'Oc, el hombre y la vid son testigos de una de las historias más ricas de la tradición vitivinícola. Desde hace 26 siglos, el Pays d'Oc vive al ritmo de los intercambios comerciales y culturales de la cuenca mediterránea. Los griegos, y luego los romanos, explotaron rápidamente el fabuloso potencial de esta tierra y establecieron un viñedo sobre el que escribieron Plinio el Viejo y Estrabón en el siglo I. La antigua calzada "Voie Domitienne" recorre el viñedo del Pays d'Oc a lo largo de más de 200 km y es testigo de la implantación de la viña y la difusión del vino por todo el Imperio Romano. Antes de la Revolución francesa, los vinos del Pays d'Oc se servían en la mesa de los reyes de Francia. El desarrollo de los mercados con el norte de Europa permitió nuevos intercambios. Bajo el reinado del Rey Sol Luis XIV, Paul Riquet construyó el Canal du Midi (del Mediodía), que comunicaba el Mediterráneo con el Atlántico. Esta obra, hoy Patrimonio Mundial de la UNESCO, abrió una importante ventana para los vinos del Languedoc y del Rosellón hacia el Mar del Norte. La demanda creció rápidamente y las viñas de las laderas bajaron a la llanura. En las décadas de 1970 y 1980, la apertura y las exigencias del mercado internacional llevaron a los viticultores a reestructurar sus viñedos. La orientación hacia los vinos varietales en Languedoc-Rosellón, impulsada por el viticultor Jacques Gravegeal y el dinámico director de empresa Robert Skalli, refleja la ilustración de un acuerdo fructífero entre producción y comercio. La viticultura del Lenguadoc encontró un mercado innovador e internacional con la creación de un nuevo segmento en 1987: la marca "Vin de Pays d'Oc", que se convirtió en "Pays d'Oc Indication Géographique Protégée" en 2009.

El territorio del Pays d'Oc

El viñedo del Pays d'Oc se extiende por los 4 departamentos de la cuenca vitivinícola del Lenguadoc-Rosellón, en la gran región de Occitania: Pirineos Orientales, Aude, Hérault, Gard y 6 municipios del sur de la Lozère. Situada en un arco a lo largo del Mediterráneo, se extiende desde la frontera española hasta el delta del Ródano. Sus 120.000 hectáreas ofrecen una gran diversidad de paisajes y condiciones climáticas contrastadas. Su relieve, organizado en gradas frente al Mediterráneo, mezcla montañas y altiplanos, piedemontes y mesetas intermedias, y llanura costera. El clima del Pays d'Oc es mediterráneo, con influencias atlánticas al oeste y continentales al este. Cuatro vientos principales dominan la región: el Mistral, la Tramontana, el Marino y el Autan. Estos factores climáticos garantizan que las vides estén sanas y maduras de forma natural. Un mosaico de suelos confiere a los vinos de la IGP Pays d'Oc su carácter: arcilloso-calcáreo, calcáreo, gneis, esquisto, pequeñas gravas en las laderas de menor altitud...

Una institución comprometida

Con una producción de 6 millones de hectolitros, la IGP Pays d'Oc representa más del 50% de la producción vinícola de Lenguadoc-Rosellón. El Syndicat des Producteurs de Vin Pays d'Oc IGP -que tiene funciones de Organismo de Defensa y de Gestión- realiza controles administrativos y organolépticos del 100% de los operadores y del 100% de los vinos que solicitan la certificación Pays d'Oc IGP. Cada año se inspeccionan 18.000 tinas, con muestras sacadas de las bodegas por los agentes del Syndicat. Consciente de la necesidad de preservar su territorio vitícola respetando la dignidad humana, la IGP Pays d'Oc puso en marcha en 2009 su programa de desarrollo sostenible y Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) "Pays d'Oc Vineyard In Progress®". Cada año, las tinas son catadas de forma anónima por una Comisión de Control de 350 catadores profesionales.